jueves, 17 de marzo de 2016

[corpus] [cinematógrafo] Dioses, detectives y héroes. Género, adaptación y lógicas de los mundos. Parte III: Jessica Jones



Habiendo reseñado brevemente algunos aspectos que me habían interesado en Alias y The Pulse (un bello y prolijo policial negro organizado en cinco arcos argumentales y una prometedora y en buena medida desperdiciada historia de periodistas y espectáculo) agrego dos palabras sobre la serie de televisión basada en estas historietas: Jessica Jones, [Marvel/NETFLIX - Temporada 1] (Melissa Rosenberg, 2015).


[corpus] [cinematógrafo] Dioses, detectives y héroes. Género, adaptación y lógicas de los mundos. Parte II(agregado): Alias (PULSE)


The Pulse #1 a #14 (Abril 2004 - Mayo 2006)

Luego de leer Alias, busqué esta serie para ver como terminaban las aventuras de Jessica Jones. En este caso, Jones, embarazada, necesita trabajar sin poner en riesgo la criatura. Por lo tanto acepta una propuesta cuestionable: coordinar junto a Ben Urich (formidable personaje que los estudios cinematográficos y televisivos desperdiciaron estos años) una sección de chismes y vida privada de los superhéroes para el periódico "Daily Bugle" (el dirigido por Jonah Jameson, el jefe de Peter Parker que odia a los superhéroes y sobre todo a Spider-man).

Ben Urich, el Rodolfo Walsh del universo Marvel


martes, 8 de marzo de 2016

[corpus] [cinematógrafo] Dioses, detectives y héroes. Género, adaptación y lógicas de los mundos. Parte II: Alias


Alias #1 a #28 (2001-2004) Brian Michael Bendis (guión) y Michael Gaydos (ilustraciones).

Un bello y prolijo policial negro organizado en cinco arcos argumentales, protagonizados por Jessica Jones. Con una cantidad importante de referencias a Chandler que, fatalmente (lógica de la industria cultural), derivan en homenajes y explicitaciones. 

La serie de casos que Jessica va resolviendo (en la que se turnan la corrupción política, los desmanes autoritarios parapoliciales y la perfidia del periodismo amarillo) se articulan uno tras otro junto a su malograda historia personal. También en esto se cumplen a rajatabla las reglas del género. Jessica tiene un pasado oscuro, un estricto código moral de boy scout[1], una agenda con los contactos adecuados y mecanismos de defensa eficientes para alejar aquello que la comprometa afectivamente. Sus amargas, culpógenas aventuras sexuales, más o menos entumecidas por el alcohol, no obstante, conducen a un juego de amor (en el sentido de jugarse, de ponerse en juego por un amor) que concluye, con fuerte carga emotiva, las historias. Inmediatamente anterior a ese juego de amor, los orígenes de Jessica, de sus poderes, de su personalidad, de sus mayores miedos, son resueltos en los cuatro números finales, #24 a #28. 


[corpus] [cinematógrafo] Dioses, detectives y héroes. Género, adaptación y lógicas de los mundos. Parte I: The Sandman


The Sandman (Neil Gaiman, Vértigo Cómics, 1989-1996) [1]



...y específicamente: Preludes and Nocturnes (#1–8, 1988–1989), The Doll's House #9–16, 1989–1990, Dream Country #17–20, 1990, Season of Mists #21–28, 1990–1991, A Game of You #32–37, 1991–1992, Fables and Reflections #29–31, 38–40, 50; Sandman Special #1; y Vertigo Preview No. 1, 1991–1993, Brief Lives #41–49, 1992–1993, Worlds' End #51–56, 1993, The Kindly Ones #57–69, Vertigo Jam No. 1, 1993–1995, The Wake #70–75, 1995–1996.

Son unos setenta y cinco números, muchos años, mucho texto. Gaiman logró que en el contrato se estipulara que, luego de su alejamiento, no habría más Sandman. lo que es una suerte, porque es una historia perfecta, redonda. Tal vez por eso mismo, uno no sabe por dónde empezar.

Así que empiezo por cualquier lado (por la wikipedia): "The Sandman is a story about stories and how Morpheus, the Lord of Dreams, is captured and subsequently learns that sometimes change is inevitable". Es cierto. Gaiman hace una transposición entre las reglas y características del gran género americano, la Short story, y el mundo de los sueños. Es decir, los sueños son historias -en fin, enunciados. También son esperanzas, y también son otras cosas, según la necesidad de cada episodio. The Sandman es un proyecto complejo y complicado: narra un mundo de historias, un enunciado compuesto de enunciados, una fantasía bajtiniana[2]. Cuando escribo "un mundo" quisiera traducir: un cosmos. Un orden, un lenguaje, una lógica. Una Historia y un sentido de la Historia. Una manera de entender o, si elegimos las palabras que el texto usa para describirse a sí mismo: The sandman narra un punto de vista (#71, p. 4)


viernes, 5 de febrero de 2016

[feed] presupuestos articulatorios más o menos nazis


Lozano, Álvaro. El Holocausto y la cultura de masas. España, Melusina, 2010.

debería llamarse "introducción" al holocausto y la cultura de masas, pues no es más que una especie de resumen abreviado del surgimiento, evolución y estado actual de la idea del holocausto en la cultura popular. un librito muy dinámico y nada académico que recuerda más o menos los hitos cinematográficos que hegemonizaron el despliegue y administración de los símbolos asociados al genocidio nazi.

hace unas cuantas aseveraciones duras contra spielberg y cía., más o menos acertadas, pero bajo presupuestos articulatorios no explicitados, o inexplicitables, con lo que las conclusiones son cuestionables. para afirmar que la lista de schindler fracasa en su representación, primero habría que definir en qué sentido podemos hablar de las intenciones de una película y en qué medida y bajo qué parámetros las estamos comparando con las intenciones de una investigación académica o de un museo. 

por otro lado tiene algunos rodeos extraños. explicaciones en detalle de auschwitz que no queda muy claro a qué viene. 

con todo, es un bonito, breve y entretenido libro sobre los nazis y esa difusa cosa que simplificamos con el nombre de "conciencia" popular.