lunes, 7 de julio de 2008

[M/S] Una historia paraguaya (¿para qué?)

leyendo la revista THC, me encontré con algunos datos sobre un señor que se entrelaza con otras historias y que me gustaría contarles hoy.

estuve pensando por dónde comenzarla, y se me ocurre que lo mejor es empezar por cantarles un poquito de una canción. una de las bandas argentinas que más influye a los jóvenes punk de estos pagos -sin haber trascendido en absoluto a los niveles radiotelevisivos- es Embajada Boliviana. Una banda que se destacó en la escena under-punk durante los grises años noventas, hasta separarse a comienzos del nuevo siglo. como ustedes saben, los bolivianos, junto con peruanos y paraguayos, en mi país tan tolerante y plural, son objeto de la más diversa y plural discriminación: en el trabajo, en el sexo, en la cárcel... cosas de nuestra cultura.

la canción que les quiero cantar se llama "Pedro y Juan". es extraña, es un rockandroll tres tonos californiano, con coritos "duu bop". parece compuesta en los años cincuenta, excepto, tal vez, por la letra que dice así...

Venian de Bolivia, traian marihuana
pero en el camino los paro la cana y...
no volvieron nunca mas
Ay, ay, ay, ay,
ay, ay, ay, ay,
ellos eran Pedro y Juan
no volvieron nunca mas.

es una historia simple y bonita. cantada con el humor triste y agridulce que tan bien usaba Embajada. se repite tres veces, con un arreglo musical en el medio, y eso es todo. por si no lo saben -pero supongo que aquí todos lo saben- hay dos formas, en general, de marihuana en el mercado: el cogollo y el prensado. el cogollo es artesanal, pura resina, puro componente activo, dulce, etc. mientras que el prensado es, justamente, un cuadradito duro que hay que despedazar y en el que, por lo general, hay mezcladas semillas y ramas (que no tienen THC y hay que descartar) y, a veces, restos de amoníaco que el mito y la paraonia transformaron en pis de paraguayo.

la historia que quiero contar, justamente, tiene que ver con el prensado. bueno, durante mucho tiempo y hasta el día de hoy, tuvo un apodo: pedrojuán. Como los dos muchachos de la canción. si a eso agregamos “bolivia” y “policía”, no podemos pensar que sea casualidad. ¿Qué pasa con estos dos buenos hombres, o nombres?


aquí empieza el relato porque voy a la wikipedia, y saltamos todos al siglo XIX. un buen hombre llamado pedro juan cavallero (atención a la "v" corta) que en 1811 hizo retroceder y luego concedió la rendición al malvado general belgrano que los estancieros argentinos mandaron a reclamar a la provincia de paraguay, en nombre de la revolución. acto seguido, a nuestro pedro juan le dio por organizar una revolución. dijo "ya que estamos, hagamos una revolución" y le salió bastante bien.



es más, ese mismísimo año se firmó un tratado en el que buenos aires reconocía la independencia del Paraguay. Y las dos provincias se comprometían a ayudarse mutuamente en caso de guerra. Bueno, guerra hubo, pero como era todos contra paraguay, los de buenos aires habrán pensado que hubiera sido poco coherente y habrán dicho “ya fue, nos ayudamos a partir de la próxima guerra”. claro que luego buenos aires se olvidó y hasta colaboró con mucho esmero mediante mafia, estafas y chantajes de todo tipo, a hundir en la miseria y el olvido de la historia a ese país. pero así es buenos aires, no es mala, es ciclotímica.



entonces... volvamos al bueno de pedro juan. ¿qué pasó después de la independencia? bueno, más o menos lo que pasa siempre: hubo una dictadura, y prácticamente todos los héroes de la independencia fueron arrestados y fusilados. pedro juan prefirió suicidarse en su celda. corría el año 1821. era julio y hacía frío, incluso en paraguay. dicen por ahí que con su sangre, anotó en la pared: Sé bien que el suicidio atenta a la Ley de Dios y de los hombres, pero la sed de sangre del tirano de mi Patria, no se aplacará con la mía. un poeta...

dicho sea de paso, les cuento como se llamaba el dictador: Doctor Francia. Posta. Parece el malo de una película de James Bond...



pasaron unos cien años y como ustedes saben, una simpática guerra que dejó a paraguay casi sin varones adultos. brasil se hacía cada vez más grande, y argentina, por esos días, perfilaba para potencia mundial porque tenía muchas vaquitas ajenas. y en el medio, anda saber porque, todavía sobrevivia esa molesta frontera de varios kilómetros con pretensiones de nación. bueno, en 1899, muy cerca de la frontera con brasil, se instala una comisaría, y como para ser policía hay que vigilar a alguien, deciden fundar un municipio que luego sería poblado. el nombre, ya lo saben, fue y es pedro juan caballero (con "b" larga, vaya uno a saber porqué)

si lo buscan en el mapa van a ver que está muy, muy cerca de brasil. No suena mal... cerca de esas playas tan hermosas de arenas blancas y aguas calientes. uno piensa "que bueno vivir en pedro juan. trabajas al aire libre, de lunes a viernes, y los fines de semana largos, te vas con tu familia a tomar sol a brasil". el problema es que parece que a los brasileros, mientras se multiplicaban por millones, se les dio por ser pobres y construir enormes ciudades donde no llega la ley, las favelas. en ellas, uno de los negocios más interesantes para el ascenso social, es la venta de drogas ilegalizadas, y con el tráfico ilegal, fíjense que cosa curiosa, suelen aparecer señores con inclinaciones por lo mafioso.

si entran a la wikipedia, van a leer una descripción muy bella, con fotos y todo, de nuestra ciudad, pedro juan caballero. con ciento veinte mil habitantes. les leo un pedacito: Se trata de una ciudad turística y de gran movimiento comercial. genial. pero me pregunto de qué se trata este "gran movimiento comercial"? mirá vos, se olvidaron de ponerlo. entonces buscamos en el gugle ése: a ver qué onda el comercio en pedro juan y... en seguida leo que solamente de ahí salen todos los años, hacia argentina (les leo) "algo más de 19.000 toneladas de marihuana de alta calidad." para hacer una idea, piensen esto: vieron la piedra de veinticinco? Bueno, cuatro piedras de esas son cien gramos. Diez piedras de cien gramos hacen un kilo. De esa piedrota de kilo, piensen diez. Después, diez veces esas diez. Y todo eso... multiplicado de nuevo por diez y todo eso, multiplicarlo por... diecinueve mil!!!. Bastante, no? será que a los brasileros no les llega nada, entonces? bueno, no exactamente. además de las ya mencionadas, se exportan hacia brasil, aproximadamente 47.000 toneladas anuales.? menos mal. con razón se la pasan bailando. qué raro que la wikipedia no lo mencione. digo, me parece raro, ya que, según dicen por ahí, la venta de marihuana en paraguay genera unos 2.500 millones de dólares por año, cuando el PBI de paraguay no llega a los 12 millones según lamisma wikipedia. alguien tendría que avisarles a los que hacen las cuentas...

pero a ver, leamos un pedacito más de la wiki: Tres idiomas conviven pacíficamente en estas dos ciudades fronterizas (Castellano, Guaraní (Jopara) y Portugués). ¿A alguien más le llama la atención la palabra "pacíficamente"? ¿será que a veces los idiomas se llevan mal, o qué? a ver, lo buscamos en el gugle de nuevo. "paz+paraguay+pedro juan" pero no, cagamos, hay una ciudad que se llama así. entonces busquemos "violencia+paraguay+pedro juan" y ¡caramba! parece que no la están pasando tan bien por allá. que extraño, con tanta marihuana yo pensé que iban a estar todos de fiesta y comiendo chocolate.

pero no. parece que a los paraguayos les divierte formar mafias, y matarse unos a otros y a periodistas y cosas así. bueno, es una pena. digo yo, porque si no les divirtiera tanto podrían, por ejemplo, legalizar el cultivo y comercialización de algo así como el 25% de todo su producto bruto interno, que crece a una tasa menor que la demográfica, ya que a los campesinos paraguayos también tienen la costumbre de tener seis hijos por familia. eso significa que cada vez hay más gente y menos plata y que con el tiempo eso solo puede empeorar. pero, ¿qué digo 25%? si lo legalizan y lo regulan, o si lo estatizan, pueden hacer lo que hicieron en los setentas los musulmanes fanáticos esos con el petrólio y quintuplicar el costo mundial del faso. solo por jugar, multipliquen por cinco... a ver... eso llevaría el PBI a más del triple del actual. pero claro, eso significaría privarlos de la diversión y la emoción de la clandestinidad, la mafia, el asesinato, la miseria de 160 dólares por familia de los campesinos*, y la dependencia política y económica a los mafiosos de argentina y, sobre todo, brasil. ah, si, y no nos olvidemos que es una droga peligrosa que mata gente, eh. porque eso es lo más importante.

bueno. esa es la historia que tenía ganas de contarles, sobre un tipo que se hizo matar para que la comida y la libertad de los paraguayos no dependa de otros países más grandes, y si ustedes quieren, de la patética paradoja, o trágica poesía de que hoy, la explotación más bárbara del pueblo campesino del paraguay lleva su nombre. Y ahora me tengo que ir, porque mi sirvienta se va de casa a las once de la noche y si no la vigilo se roba comida de la heladera.

3 comentarios:

Antonella dijo...

Y vamos con la legalización Jota... no?

Muy interesante la historia de pedro juan, decir paradójico en latinoamérica es clisé (me gusta decir eso en vez de cliché, me siento más latinoamericana todavía). pero si, es paradójico, es irónico, es genial. Igualmente todavía no entiendo tu pasión por la Wikipedia, tu pedido de coherencia enciclopédica me parece tierno. en cuanto a lo de pedro juan poeta, es triste. no sé si el doctor Francia tenía sed de sangre, más bien la sed es de que un pueblo como Pedro Juan lleve ese nombre, en lo que a mi respecta míster francia se salió con la suya.

Y de Cavallero/Caballero no digo nada, me conocés, la maldita differánce.

aguacate dijo...

hijo! da gusto encontrar cosas como esta, como un papel que olvidaste haber guardado y que era para acordarte de alguna historia ja bien relatada esta, confirmo cada cosa... pero me pegó un poquito el final de la sirvienta que se roba comida de la heladera, una paraguaya? qué diría la tierra porque le arrancamos tanta comida de raíz? en fin... gracias por los discos de gong! eso era lo que buscaba cuando caí en este blog del año 2008... porque no me gusta tanto usar directamente las páginas de descarga... sigan disfrutando de nuestra exportación! no recomiendo tanto lo prensado pero a veces sale bien!

J la Rata dijo...

por un momento, tu forma de saludar me hizo creer que mi madre había entrado a la blogósfera.

es gracioso, pero además, es significativo: este texto, esta historia, la armé para leerla en un recital de poesías y cuentos (Medias y Sombreros, que ahora en diciembre va por su octava edición), y cuando mi madre se enteró de qué trataba, se negó a venir a oírme.

ella se lo pierde!

un abrazo, aguacate, no sabía donde contestarte, así que te contesto acá. muchísimas gracias por los halagos, no podría pedir mejores.